Lo que te escribí mientras esperaba

0 estrellas fugaces

Piel a boca palabras
palabra a palabra verso
verso y labio deseo
deseo tu piel en mi cuerpo
para volar asteroides
caleidoscópicos lunares
filtrando lunas al sol
filtrando tu boca a mis mares.
Deshacer el aullido
entre gélidas canciones
desatando al abatido
al perderse entre olores
de tu nombre, un parpadeo
de tu voz, un relamido
coseremos a pestañas
lágrimas que no han llovido.
Y si no durará siempre
¿para qué sólo empezar?
Lucharemos contra monstruos
tu pirata, yo tu mar.
Cántame
y lo demás, promesas
que se fijan en paredes
de princesas que están presas.
El cielo es la última guerra,
y la guerra esperará
mis palabras son eternas
las tuyas vienen y van.
Estas palabras no mojan
a los versos desafía
que si hoy es hoy y mañana
será siempre todavía.
Conectaremos la noche
al rey de las causas perdidas
una es una, juntas dos
y dos son más que una vida.
Twitter icon

¿Qué diría de ti?

2 estrellas fugaces

De la noche más oscura podría escribir novelas
describiendo las posturas, el destello de las velas.
De las lágrimas mas duras, de las princesas más bellas
pero escriba lo que escriba, escribiré en mi botella
un mensaje de tres letras, dos son eses, una o
y perderemos la guerra pero nunca el corazón.
Casi siempre que me miras, casi siempre que te vas
como dijo un capitán, los buenos siempre somos más.
La diferencia entre los dos, la diferencia era
conocer la diferencia entre qué hay dentro y qué hay fuera.
Podría escribirte un adiós, 
podría, pero no quiero
no te diré nunca más, no te diré lo que quiero.
Podría escribir canciones sobre el invierno más frío
describir las sensaciones que un día tuviste conmigo
podría escribir baladas desde un trozo de papel
pereciendo entre recuerdos de tu boca y la de él.
Casi siempre que me hablas, casi siempre que tú estás
mi universo se deshace en un destino espiral.
La diferencia entre los dos, la diferencia es
que yo sé lo que quiero, y tú no le quieres a él.
Podría escribirte un hola,
podría, pero no quiero.
No te diré nunca más, no te diré que te espero.
Podría soñar el perdón
podría, pero no quiero.
No te diré nunca más, no me dirás un te quiero.
Twitter icon

Rompes mi corazón.

0 estrellas fugaces

Que las máscaras son dos
y ninguna me sonríe
descubriendo entre algodón
las sombras que me persiguen
al peligro en el salón
de una carta que se escribe
con gotitas de jabón
sin saber lo que te piden.
Y digo, tus ojos son dos
lo más bonito que sientes
porque esos ojitos de Dios
es de lo poco que no miente
de tu cuerpo la pasión
retenida en carceleros
que se escapan por tu voz
y se pierden por tus dedos.
Sabes tú y sé yo
lo que los dos sabemos.
Aquí escribo que me quieres,
sigo esperando un 'te quiero'.
Twitter icon

Ahora finge que no estás leyendo esto y dime que te soy indiferente.

1 estrellas fugaces

Historia de una historia sin historia
que se perdió entre palabras
sin llegar al momento lento
que las palabras son alma.
Sin embargo se olvidaron
de lo que pronto sabrían
que pase lo que pase, dicen
hoy es siempre todavía.
Historia de una historia corta
pero que no tiene final
que quedan semanas vacías
para el frío en Navidad.
Sin embargo se olvidaron
que lo malo de olvidar
es consumir tu pena
en trocitos de cristal
que te cortan si los tocas
y saben a gotas de mar
yo valiente, yo cobarde
tú y tus ganas de llorar.
Canciones vendrán (y vienen)
canciones que te hablan de él
que te dicen que no es tarde
que te dicen de volver.
Eres tú el único en contra
luchando contra la gravedad
sabiendo que tarde o temprano
tus fuerzas estallarán.
Historia de una historia sin historia
una historia de una historia sin final
una historia que te canta entre tus sueños
no me mientes, yo conozco tu disfraz.
Twitter icon

Por si no lo sabías hoy es siempre todavía.

0 estrellas fugaces

De tu muñeca el reloj
al tic tac un parpadeo
consumiendo en la oración
desde que ya no te veo.
Cada nota es un disfraz
y una palabra es mañana
la virtud de esperar
asomado a tu ventana.
Que si Wendy supo ya
que él nunca volvería
yo me resisto a olvidar
y él se resiste a que siga.
Y si hablar en subjuntivo
es la forma de tenerte
te diría te querría
y nunca quisiera perderte.
Y de todas las miradas
todas te llevan a mí
recuerda que en esta cama
nunca hay sitio para dormir.
Que si ya somos bastantes
el monstruo en la noche y yo
trescientas aguas derraman
ojos en la habitación.
Héroes de papel y cuento
que una vez te vi pasar
y dejamos las palabras
para quien quiera hablar.
Apartaste de tu vida
pero no del corazón
donde tú antes vencías
ya lo sabes, puedo yo.
Twitter icon

Tu silencio mata, tu silencio muere.

1 estrellas fugaces

La muerte no es el final
pues muriendo lucharé
que si la muerte llegará
que si a la muerte yo podré.
Podríamos encontrarnos
esta noche por París
perdiéndonos en el encuentro
de una noche junto a ti.
Podríamos vivir sin vida
sintiendo sin corazón
latiéndome por las venas
sólo palabras de amor.
Que si la luna no es luna
y no hay estrellas ni sol
respiraré tu aroma en vida
y en muerte respiro tu voz.
Llámame, si aún me quieres
¿tanto te cuesta asumir
que una vez nos encontramos,
que no es tiempo de partir?
Llámame, si aún me sueñas
llama, que aún somos dos.
Llámame, tu enano espera
si no llamas, llamo yo.
Twitter icon

Prometiendo

0 estrellas fugaces

Doscientas veces fueron
suficientes al llorar
pestañas de mis legañas
lágrimas de agua sal
y quinientas las sonrisas
quinientas veces mi luz
destrozando entre caricias
lo que un día fuiste tú.
Que lo malo, menos duele
que lo bueno alegra más
que poquito me conforma
siendo fuerte nada más.
Que sin ti no tengo nada
y no puedo respirar
correré hacia tus entrañas
y tu pecho acariciar,
que quererte es mi destino
y mi destino tendré
aunque deje en el camino
el miedo que me da él.
Que recuerdo las promesas
sé qué es él y qué soy yo
que recuerdas cuando besas
lo que un día fue tu voz.
Parpadeo y se hace humo
entre huecos de espiral
seré fuerte, seré un héroe
hoy y siempre, lo verás.
Twitter icon
1 estrellas fugaces

A veces dudo que dudes
a veces todo se pierde
se guarda en un recoveco,
a veces nadie lo entiende.
A veces me olvido del mundo
a veces prefiero quererte
otras tantas me confundo
y recuerdo el no tenerte.

Twitter icon

Células muertas

2 estrellas fugaces

Tu cuerpo
el mío
conjunción estelar
esquivando meteoritos
en la estela sideral
que tus ojos sean leña
y mi cuerpo tu puñal
deshaciendo entre la niebla
las ganas de suplicar
Tu boca
la mía
apunto de estallar
entre mil doscientos cuentos
a la hora de cerrar
que tus manos sean fuego
y mi piel tu bendición
castigando a los cobardes
en el juego del amor
Tu lengua
mi lengua
en un maldito parchís
que se esconde entre las prisas
de querer hasta morir
que tu boca sea goma
y la mía tu desván
y me borres con tus besos
las ganitas de llorar.
Twitter icon

Pequeño blues del movimiento constante (un poquito para atrás, un poquito hacia delante)

1 estrellas fugaces

Cáete, dijeron
caéte y caí
cayendo en un mundo extaño
cayéndome caí de mí.
Lucecitas que despiertan
por debajo de mi, él
despertándose me encuentra
por debajo de su piel.
Que si quieres hacer letras
letra a letra escribiré
que caer dijeron ellos
y caer caí de pie.
Suéltate, dijeron
suéltate y me solté
soltándome al infinito
soltándome sin saber volver.
Para qué esperar al viento
si lo podemos soplar
que aunque tú me digas vete
los héroes sabemos luchar.
Y si sueñas o no sueñas
y si quieres hoy o no
lucharé hasta el infinito
aunque cueste el corazón.
Vuelve aquí, dije
vuelve aquí y no volvió
pero quizás mañana
dirá hola en vez de adiós.
(y el teléfono no duerme
esperándole a tu voz)
Twitter icon

Canción de la noche (escondida)

0 estrellas fugaces

Aquí estamos
pendientes de un hilo a romper
demoliendo diente a diente
permanente en la pared
ven me dices, ven, te vas
ven las veces ver pasar.
Oportunándote, oportuno
perdiste la oportunidad
de vivirte de Unamuno
perdiéndote en la ciudad
de bebidas por beber
de canciones por cantar
quedan reglas por romper
quedan voces que rasgar.
Y mis labios, laborables
mordiendo el agua y mitad
de tus días que me esperas
viendo a la luna llorar
espérame esta noche,
esta noche llegará.
Si no vuelvo, vuelve tú
si no vuelves, volverás.
Twitter icon

Preferentemente eternamente

0 estrellas fugaces

Merecer me lo merezco
por haberme descuidado
perdiéndome entre sueños
con el pie equivocado
deseando desear
que desees mis deseos
siempre te dije hola
y tú dices hasta luego.
Si me quieres querer, ven
si no quieres que me quieras
vete lejos donde estén
las ganas de que no me veas.
Me dueles, me dueles aquí
donde termino palabras
donde quedan los recuerdos
donde quedan estas lágrimas
que todo lo que soñé
parecía tan real
que sin quererlo creí
que se haría realidad.
Ya no estás y sigues dentro
dentro de cada canción
dentro de cada sueño
dentro en mi habitación.
Me dueles, me dueles aquí
donde quieras, donde tengas
sólo te pido que luches
sólo te digo que vengas.
Quiero un maldito milagro
algo que diga 'estoy',
creyéndome mis mentiras
digo adiós y no me voy.
De manera preferente
quisiera que prometieras
que la verdad diferente
no se escape cuando quieras
como la Bella Durmiente
dormiré sin que me veas
deseando eternamente
ese beso que me dieras
y despertar pudiera
despertándome en tus labios
que a veces me saben a sal
otras veces a rosarios.
Despiértame si no llueve,
si hace sol en mi ventana
dime que no hay monstruos
por debajo de mi cama,
dime que no te fuiste
dime que sigues aquí
que me besas cada noche
a la hora de dormir.
Dime que esas canciones
que escuchas hablan de mí
dime que aún me quieres
dime que sólo a mí.

Twitter icon

Ringo.

1 estrellas fugaces

Rock and roll viejo
de eso que no muere
perro de carretera
fumadita que se huele
a un hotel en Edimburgo
en la playa de Getafe
escribiendo en lo profundo
las ganitas de besarte,
de una canción dices
de un dices, cuentas, cantas
que príncipes nunca fuimos
y princesas no nos faltan.
Rock and roll nuevo
de ese que sabe a tierra
gato negro en una esquina
palabritas de entreguerras
entre un casino y tequila
durmiendo sobre almohadones
tirando por la ventana
las ganas de que perdones
a un fantasma del pasado
prisionero de tu voz,
si no me buscas, me he ido
si me buscas, aquí estoy.
Rock and roll de siempre
con las ganas de tocar
entre besos nunca dados
rock and roll y nada más.
Twitter icon
1 estrellas fugaces

Estoy, sigo, y parece que no tengo más remedio, enamorado completamente de ti. Desde la punta de los pies hasta dos centímetros por encima de mi cabeza. Estoy enamorado. Enamorado. Y eso significa que no me importa nadie más, que no quiero a nadie más, que no haré nada con nadie más. Y si no puedo tenerte, tampoco tendré a nadie. De mi boca, sólo saldrán cosas bonitas para tus oídos. Y a nadie más le importa, ni nadie más sabe, ni nadie más merece la pena. Tú. Tú. Desde ese junio que empezó como si todo pudiese hacerse hasta el 9 del 9. Tú, lo único que hay en mi cabeza. Me puedes, me tienes, me derrites y me hielas. Tú eres la única persona que puede tocar mi corazón, tú eres la única persona que puede darme las buenas noches. Tú y nadie más.
Y si es cuestión de ser amigos, seré tu mejor amigo. De esos que nunca se van, que siempre están a tu lado, de esos que nunca fallan, de esos que siempre están a un silbidito de distancia. Aunque ni siquiera me hables, aquí estoy, mordiendo el agua por ti.
Y nadie, NA-DIE, desde Hong Kon a Urano, será capaz de quitar el eco de tu voz de mis sábanas. Que si el tiempo lo cura todo, yo prefiero parar el reloj ahora, queriéndote sin que me quieras, que imaginar una vida en la que mirarte y no morirme por morderte la boca.
No hay nadie más. No puede entrar nadie más. En esta cama sólo entran dos personas. Tú a la derecha, y yo a la izquierda, con mucho cuidado de no darnos la espalda.
Soy tuyo.
Y lo demás, y los demás, aire.
Twitter icon
0 estrellas fugaces

Por mi cara se te escapan
gotitas de un cielo inmenso
que resbalan de tu alma
pereciendo por tus besos.
Twitter icon

Vivirnos

0 estrellas fugaces

Mariposas estelares
en un viaje interlunar
que destrozan tus andares
cuando miras hacia atrás
que un te quiero supo a poco,
que un silencio ya no es más
que trescientas mil palabras
entre olas en el mar.
Mojado el papel se quedan
las palabras destintadas
corriendo entre las líneas
de una boca desgastada,
perdiéndose entre impares
mientras tejo en tu mirada
una sonrisa que dice
que nunca temas por nada.
Como piezas de un parchís
en un mudo solitario
que no sabe si reír
que no sabe si contarlo
y no nos queda el pedir
un deseo a las estrellas
que esta noche sigo aquí
que esta noche es mi epopeya.
Piratas vendrán, dirás
piratas vendrán, y vienen
y no importa, pues se marchan
y a nuestro viaje entretienen,
más serán las primaveras
más los recuerdos felices
que las noches entre guerras
perdiéndome en tus raíces.
Y si miras hacia atrás
y la pena te consume
y si miras adelante
y no ves lo que nos une
sólo mira hacia tu lado,
junto a ti me encontraré
que no me importa el pasado
y el futuro ya lo haré
incapaces de sentirnos
partes de un mundo más grande
sintiéndonos como hormigas
entre huesos de gigantes.
Tú no temas, tú no llores
tú no pierdas la razón
que si me necesitas vengo,
que aunque no quieras, voy.
Puede que no lo entiendas,
no me importa, entenderás
cuando la luna se extienda
en mis ojos, mi mitad,
que me quieres como amigo
que me quieres algo más
que no importa, sólo digo
que a tu lado me tendrás.
Y si la noche es negra
y los monstruos de carbón
sólo susurra mi nombre,
dónde me quieras, voy.
Twitter icon

Veintidós de Junio

3 estrellas fugaces

Querernos como adolescentes
por quien gana en el amor
de una noche, cumpleaños
de si estoy o no lo estoy
perdido en supermercados
entre cimientos en flor
no soporto soportarte
escribir nuestra canción.
Y si más y menos da igual
¿qué importa? palabras que tocan el cielo.
Lo importante es perderme
entre cosquillas que arañan el suelo
con las patitas que se dejan
pisadas por tu mirada
yo te nado entre recuerdos
y en recuerdos tú me nadas.
Cosquillas
que se cuelan por la tripa
mi nombre en tus labios suena a París.
Y con zeta o con estrellas
presión que prensa tu pecho, aquí
que si te digo ven y vuelvo
que si tú dices vuelve y voy
en Diciembre, Agosto, Enero
en un año, siempre u hoy.
Twitter icon

Tocarlos

0 estrellas fugaces

Si los sueños sólo sueños
si los sueños realidad
cerraremos los ojitos
deseando despertar
que las noches son mosquitos
salpicando en mi pared
las palabras y los gritos
que fueron míos ayer,
y si miro para ver
y no veo lo debido
me atreveré a creer
que nada aún es perdido,
que lo peor es perder
la guerra, no la batalla,
el combate sigue hoy,
sigue vayas donde vayas.
Twitter icon

Me ganas

3 estrellas fugaces

Las ganitas por las ganas
por las venas de mi piel
susurrando a tus espaldas
rebotando en tu pared.
Y en tus sueños, explotando
mariposas de espiral
que te susurran mi nombre
y dan ganas de llorar.
Que si quieres quiere, puedes
que si quieres regresar
que si te vas y vuelves
que si olas en el mar,
que esta noche es luna llena
y mi boca sabe a sal
las ganitas, cuando puedas
las ganitas de besar.
Twitter icon

Gota a gota el verbo puedo

2 estrellas fugaces

En mi casa de disfraces
esquinitas con azufre
entre números gigantes
entre gigantes que rugen
hay un hueco muy vacío
oscurito por la noche
que se llena del olvido
entre luces de los coches.
Y si la música suena
mi corazón enmudece
como los ríos callan
si la lluvia se aparece.
Esperando tu palabra
palabra que sabe a sangre
gota a gota se hace el verso
gota a gota por mi carne.
Y a gota gota mis ojos
y a gota a gota luceros,
gota a gota los gatos
gota a gota, te espero.
Que si querer es poder
palabritas que se juntan
te puedo querer y quiero
poder puedo más que nunca.
Twitter icon

Lloveremos

0 estrellas fugaces

Estando estuve andando lento
donde nada nos mantiene,
donde nadie puede vernos.
Si pudiera ser, y puede
si pudiera ser, seremos
mientras llueva, mientras llueve
Mientras llueva, lloveremos.
Twitter icon

Respirar

1 estrellas fugaces

Respirar,
aire que viene dentro
aire que fuera va.
De dos, tres necesarios
(cuatro veces más que ayer)
sin importar la vuelta a cambio
sin importarte lo que fue.
Te quiero y al quererte quiero
desear a una estrella fugaz
que se empape entre tus dedos
y nunca deje de brillar.
Perdernos en un altar
entre huecos de algodón
fumándote el alquitrán
fumándome en la habitación.
Y qué más da tres o cuarenta
y qué más da lo que un día pasó
tú eres mío, yo soy tuyo
yo soy tú y tú eres yo.
Los cielos nos hablan de cambios
de promesas por cumplir,
sólo quiero un beso, un algo,
sólo quiero sonreír.
Te perdono, me perdonas,
perdonamos al destino
por habernos separado
por no tenerme contigo,
y da igual si tú no quieres
o si no quieres querer,
yo te quiero, tú me quieres
y soñamos con volver.
Toda la vida esperando
poder encontrarte aquí
sin darme cuenta que nunca
pudiste alejarte de mí.
Toda la vida soñando
en tu pecho respirar,
ahora el aire viene dentro
ahora el aire no se va.
Twitter icon

Gé.

1 estrellas fugaces

Parece que no quieres
querer al no querido
sin saber que el no querer
es algo no elegido.
Y si quisieras querer
y quisieras ser querido
no querrías elegir
a quien yo ya he elegido.
Si te quiero, te querré
sin querer quererte un día
y si pudiese elegir, te digo
que nunca más te querría.
Twitter icon

(Tú) Volvieras o volvieses

1 estrellas fugaces

Si tan sólo supieras lo que cuesta respirar
aire que se queda dentro,
aire que no se va.
Y torturarnos en tortugas, marionetas de cristal
que no bailan en tu ausencia
que no bailan si no estás.
Hoy lo intenté, lo prometo, dije
si amanece, amaneceré
y nos quedamos quietos,
jugando al ahorcado en papel
Y tu silencio sabe a azufre, carcomiendo mi pared
monstruos negros que no rugen,
monstruos que saben llover.
Si no vuelves, si no estabas, si no quieres, te tendré
que guardar entre dedales,
que esconderte entre mi piel.
Hoy lo intenté, lo dije, prometo
si no hay niebla, nieve haré
y nos quedamos muertos,
conjugando el verbo volver.
Twitter icon

(Con)Fundirnos

0 estrellas fugaces

Tus latidos y los míos ya no bailan a la par
como en una sintonía, universo en espiral
que se pierde en tu cortina, que se aleja sin pensar
que echar de menos es menos que cuando echarte era de más.
Podría haber sido mejor
más fácil
perfecto.
Pero nos hemos quedado contando sílabas a los versos.
Que si lo intento, no te odio, ni lo quiero ni lo haré
fuiste estrella en noche oscura,
fuiste tinta en mi papel.
Sin ti, la marea no sube,
sin ti, no hay sal en el mar
eres cosquilla a mis nubes,
eres mi vida y mi mal.
Esto no es una despedida, son palabras sin razón
comiéndome la pena, curándome el corazón.
Viviré sin vivir mi vida, desde que no estás aquí.
Moriré en cada despedida cuando te alejas de aquí.
Vive, canta, grita, sueña
sólo te pido un favor
que una noche, entre tus sueños
recuerdes esta canción,
que ni es mucho, que ni es poco,
pero es mi confesión,
que siempre te digo "vuelve"
cuando te digo adiós.
Esperanza, esperancita
que en mis ojos escondí,
algo me dice, y sonrío,
que es el principio y no el fin.
Y en mis bolsillos, vibrando
cada beso que no di,
las palabras que no dije,
las sonrisas que perdí,
y no vibra si no brillas
en mi cielo una vez más
olvidándote mis monstruos,
olvidándote olvidar.
Y seamos positivos,
mi pelo lo puedo cortar,
porque no vivo en una torre
si me quieres rescatar,
sólo un hola, una palabra,
sólo una sonrisa más,
que aún quieres que te quiera,
y que tú me quieres más.
Mentir no es mentir, te dices
es guardarte para ti
cada lágrima que secas
cuando te marchas de aquí.
Y las olas, elefantes
que aplasten tu razón
y te traigan, como siempre
este eco de mi voz.
Y entre dos rejas cercanas
espiaré sin espiar
por si algún día me piensas,
por si quieres regresar.
Twitter icon

Cosas que no harás (la esperanza nunca muere)

2 estrellas fugaces

Entre dos el silencio corre
separando hilos atados,
que si quieres venir, te espero
que te espero y te he esperado
es poco, poquito a poco,
es mucho por no decir
que un 'adiós' no dura siempre
pero tú no vas a venir.
No sé, no sabes, no entiendo
de Galicia hasta Madrid
desde un infinito a otro
y mis ganas de morir.
Porque sin quererlo quisimos
y quisiera quererte siempre
no lo prometo, te pido,
te encuentro y quiero perderte.
Es ridícula esta canción
sin notas, sin acordes
te quiero y ya no estás,
te perdí y no sé dónde.
Y sé que yo dije adiós,
sé que dije siempre,
pero olvidar no es elección
es castigo preferente.
Me voy, tú no vas detrás,
lo sabía y así lo puse
no sé si quiero olvidar
y tacharte entre mil cruces
o quedarme para siempre
navegando entre recuerdos
de promesas, de mil parches
de te odio y de te quiero.
No hay nada que hacer
tras los títulos finales
ni esperanza, mariposas
de diciembres estivales.
Que si quieres volver, ven
no te odio, yo te espero
que si te merece la pena
bailar entre mis tequieros.
No somos amigos, lo sabes
nunca sabremos hablar
contarnos nuestros secretos
sin ganitas de llorar.
Y la esperanza no muere,
se transforma en ilusión,
de que un día regreses
un te quiero y un perdón.
Que me has echado de menos
que la ausencia te comía,
que te merece la pena
compartirnos cada día,
que esta noche me has pensado
que no has podido ver
un único motivo
para no querer volver.
Que transformas mis palabras,
que la noche sabe a azul
que guardaste las promesas,
que esta vez me ganas tú
a una guerra de te quieros
esta guerra en desamor
donde vivo si te espero
y si te espero, me voy.
Prometí no volver nunca
y me muero por decir
que mentía cuando dije
que no existes para mí.
La noche hiela el reloj
y a bolitas sabe el cielo
que no tenemos canción,
tenemos el mundo entero,
Es el fin, lo he conseguido
yo que siempre dije no,
el que siempre lucharía,
el culpable soy yo.
Y aquí estas, desconectado
y mi mundo sabe a sal
sin las ganas de vivirte
con el miedo a luchar.
Sólo pido una palabra,
sólo pido un yoquesé,
sólo pido que me quieras,
sólo pido una otra vez,
sólo pido una llamada,
sólo pido una ilusión,
sólo pido una promesa,
sólo pido una canción.
Pero no vendrás, y lento
se me para el corazón,
cansado de repetirme
que el culpable soy yo.
Twitter icon

Intentando hacer poesía del miedo que me dan los finales desteñidos.

0 estrellas fugaces

Lo viví mientras duró
y nada dura para siempre.
Somos dos desconocidos
pero no tan diferentes.
Mi corazón, reloj sin manillas
contando segundos sin ti.
Último último y sin prisas
por si vuelves a venir.
No miento, tiemblo
no tiemblo, temo
no temo, sueño
no sueño, espero.
Querernos fue lo difícil
lo demás nos va rodado,
no me importa si te alejas,
no te enfades si me enfado.
Por favor, no quiero esto
dos renglones, mil pestañas
empapadas de palabras
que se mueren si las callas.
Somos grandes, somos fuertes
podríamos ser felices
sólo quiero que me quieras
no me importan las perdices.
Si es el fin, no habrá fundidos
sólo pena al recordar
que ya estaba advertido
fácil de querer,
más fácil de olvidar.
Twitter icon

Cuatro ya es demasiado

0 estrellas fugaces

Por ti muero, me ahogo
por ti vivo y espero.
A ti te debo la vida.
A ti sólo, te quiero.
Twitter icon

Wendy devora corazones congelados

0 estrellas fugaces

Se intentó y no pudo ser
luchamos lo no luchado,
al menos sé que tal vez
nunca estuve equivocado.
Intentamos vivir
un sueño junto a mi almohada
sólo puedo decir
que no me arrepiento de nada.
Un sentimiento así
no muere entre palabras
pero, si es mejor así
me callaré si te callas.
Lo siento, por ti por mí.
Lo siento si tuve la culpa.
Nunca me decidí,
lo intentaré si me escuchas.
Y si no existe el hoy
y si no existe el mañana
sólo puedo decir
que no me arrepiento de nada.
Y no me arrepiento, no
de seguirte sintiendo
héroes o duendes
sólo nos quedan silencios.
Escribir sobre el fin
esperando un principio
que tú regreses a mí,
que vuelvas siempre a tu sitio.
Si aún me ves, si aún
tienes ganas de soñarme
sabes que estoy aquí,
sólo tienes que llamarme.
Yo te quisiera aquí...
como hacía unos días
y si no estás, en mí,
estaré donde me pidas.
Lo siento si nunca aprendí
a poner pies sobre el suelo
me odio si te perdí,
te espararé y te espero.
No hay nada que decir
sólo esperar un te quiero.
No queda nada aquí...
yo te echaré de menos.
Twitter icon

Filmografía de una mentira

0 estrellas fugaces

Sus manos y mis manos se hicieron una, y por un momento, sentí como sus latidos se hacían míos en una especie de ecuación incompleta que respiraba al universo. Un beso, sólo un beso, habría valido para hacerme perder el sentido. Pero ese beso nunca fue dado.
- Tengo que irme - como siempre, despedidas anticipadas.
Me perdí un momento el horizonte. Si pudiese huir, ¿dónde iría? De pequeño habría pensado en China. Hay tanta gente que jugar al escondite duraría una vida. Quizás un hueco en una jungla colombiana. No, allí no hay espacio para los sueños.
Pero crecimos, pero se rompio. Todo muere, hasta el Rock & Roll. ¿Quién soy yo para impedir a un sentimiento ir al cementerio? Un cementerio de elefantes, algo tan grande no puede meterse en cualquier caja.
- ¿Estás bien? - sus palabras me despertaron de mi mundo. ¿Estaba bien? Ni siquiera yo lo sabía. Asentí torpemente con la cabeza, sin saber si eso podría considerarse una mentira.
- En serio. Me voy. Voy a perder el autobús.
Intenté pararlo. Un te quiero. Porque te quiero, o te quería. No te vayas. Quédate. Juntos hacemos que el mundo sea un poco menos oscuro. Juntos no tengo miedo. No quiero perderte. Sería estúpido, como una cama sin colchón, una pecera sin peces o un reloj sin minutero. Juntos somos todo, mucho más que dos. Eso es economía ¿verdad? El todo es más que la suma de las partes.
Un paso, otro. El humo se eleva, se condensa y desaparece. Pero yo no quería que fueses humo. Mis pies clavados en la acera, mi boca no era capaz de decirte nada. ¿Qué hago? Quiero morir. No me merezco ésto. No nos lo merecemos. ¿Por qué te vas?
Entonces, te giras. Y mi mundo se gira contigo.
- Me he dejado algo - y te acercas, intentando que no note que tus ojos se empañan como lluvia de Marzo. Te miro y miro a través de ti. Y tus labios con los míos, y todo muere y nace, y mi pecho se pierde contra el tuyo. Y tú. Y yo. Y nosotros.
- Vas a perder el autobús - digo. Y quiero que lo pierdas. Quiero que me digas que no te importa, que tu autobús está aquí, conmigo. Pero no me atrevo a decirlo, y no me atrevo a mirarte.
- Vendrán otros autobuses. Y no todos tienen que alejarme. Otros me traerán de vuelta contigo.
- Te quiero. En serio. Mucho. No sabes cuánto - y mis ojos se rompen, dejando una lágrima perderse por el desfiladero de mi mejilla.
Y la cámara se aleja. Y una voz retumba por todo el decorado.
- Corten. Buena toma. Hemos acabado. ¡Gracias! - dice él, titiritero, desde su silla reclinable desde la que controla todos nuestros parpadeos.
Y tú me sonríes. Y te sonrío. Y te alejas, pero esta vez sin guiones que te traigan de vuelta.
Y yo me quedo ahí, sentado. Con un beso fingido aún palpitando en mis labios. Viéndote desaparecer tras el decorado. Tu vida, tu familia. Y yo amor sobre papel, en pantallas de todo el mundo, pero nunca en tus ojos, por mucho que el guión te obligue a morir por mí.
Y yo allí, sin atreverme a sentir. Pensando que, en realidad, no tienes ni idea de cuánto te quiero. Twitter icon

José de Sousa

0 estrellas fugaces

Matar sin muerte, matado
el Maestro de palabras
que una parca se lo marca
entre lágrimas de mar.
Portugal llora tu nombre
elefante soñador
que quien sueña tus soñares
suéñame un mundo mejor.
Que si Dios tan criticado
te requiere de su lado
es quizás que necesite
de unos cuentos contador
al Maestro sin maestro,
cuchillo que no hace sangre,
y dejándonos sin padre
la noche se cruza en albor.
El poeta nunca muere
sólo sangra con palabras
ni la muerte se lo calla
de tus labios afición,
así en polvo los humanos
los judíos, los cristianos
menos aquel Saramago
que aunque lo llame Dios
no se marcha sin dejarnos
mil palabras sin adiós.
Twitter icon

Santas en gracia y gracias a ti

0 estrellas fugaces

Este verano, promete
promete promesas, escribo.
Este verano, promete.
Este verano, contigo.
Días que no derriten
el calor de tus persianas.
Este verano, promete
promesas de amor congeladas.
Este verano, contigo
mi cara y tu cara, tu rostro.
Este verano, promete
este verano es Agosto.
Twitter icon

Rápido y sin ti

0 estrellas fugaces

Suicídame en tus labios
bebe de mi boca
mis piernas tiemblan solas
cada vez que tu me tocas.
Luces de noche, espuma
persiguiendo la ciudad.
No te enfades, respira.
Sólo hablo de libertad.
Hecho de palabras vivo
viviendo sin tenerte en mí.
Si mi nombre es nadie, sabes
que nadie te quiere así.
Twitter icon

Atlas de ti (I)

0 estrellas fugaces

Quizás no debiera pensar, y pienso
cómo debería de ser
perderme una noche en tu cuerpo
y amanecer en tu piel
como un paracaídas roto
caída libre a tu corazón
sintiéndome perder el sentido
vértigo, suspiro y voz.
Calor sin llama, llamada perdida
reclamando tu atención
es verano y tengo frío,
champán y vino para dos.
Quisiera tenerte, quisiera
perderme y encontrarte aquí
lagrimitas en los ojos
muchas ganas de reír.
Es difícil ver llover
a la vez que sale el sol
siendo cal para tu arena,
tú, mi frío y mi calor.
La distancia no es distancia
ni mil gotas hacen mar
sintiendo dormir contigo
y contigo despertar.
Si amanece, poco a poco
es que nunca va a perder
la paciencia, como un loco
la paciencia y el querer.
Quiéreme, digo, pido
y me quieres algo más
yo me quedo si sonríes
y te lloro si te vas.
Y no es poco, verso a verso
aunque poco es para mí
sintiendo perder mi vida
por hacerte sonreír.
Y ni gitanas, sirenas,
con sus labios de cristal
apartarán tu risa
de Madrid en tu mitad.
Mis pies a los tuyos, agua
y si quieres despertar
despierta y tenme contigo
yo no pido nada más.
Pulmón de tinta respira
kilómetros de papel
no servirían las letras
para olvidarte después.
Quédate, y si quedas vuela
pierde sin perderte en mí.
Esta espera son dos días
si me quieres y yo a ti.
Mil años, lunas, suspiros
podrán pasar, y da igual
reflejarme en tu mirada
y no queda nada más.
Y si silva, nada importa
y si tres o dos, da igual.
Un enano sin un circo
que te quiere sin parar.
Demasiadas las palabras,
demasiado el corazón.
Demasiado el sentimiento
para una almohada de dos.
Tu pecho, mi aire, sonrío
ya ha dejado de doler
tengo miedo del olvido,
del olvido del querer.
Ven, no importa, espera
quiéreme, no pido más.
Te quiero como te quise
y lo sabes, mucho más.
Twitter icon

Si me quieres (o si no)

0 estrellas fugaces

Si me quieres, dime
que me quieres sin dudar,
que no hay sombra que nos cubra
sólo sábanas y mar.
Si me quieres, escucha
lo que tengo que decir
que no hay sueño sin tus sueños
que eres aire para mí.
Si me quieres, promete
que no hay nadie más que yo
que mis labios te calientan
desde Texas a Japón.
Si me quieres, sabe
que no hay nada más que hablar,
discutir que yo te quiero,
y que tú me quieres más.
Si me quieres, jura
por lo que sepas jurar,
que cuando cumpla otro año
mi deseo cumplirás,
que desee lo que desee
todo se puede cumplir,
y soplaremos mis velas
una noche en mi Madriz.
Twitter icon

Llagas en mi boca de reír por no llorar

0 estrellas fugaces

Como agua que no moja
sino pinta mi cristal
de palabras que diría
si me atreviese a hablar
no te acercas, yo te muerdo
y mis dientes como sal
se derriten, no se clavan
y se secan al llorar.
Gotitas que saben a celo,
drogándome con tu piel
pero son sólo recuerdos,
lagrimitas en papel.
Dignidad falsa, fingida
diciendo que no quiero más
y muriéndome por dentro
por que me vuelvas a hablar.
Twitter icon

Carnaval de noche en tu piel

0 estrellas fugaces

Había una vez un principio
y también hubo un final,
gotitas que se resbalan
entre pinceles de sal.
Un beso helado, presente.
Un beso ardiendo, atrás.
Y mientras mi corazón grita
cada vez que tú te vas.
Y si vuelves, no hay mañana
y si vuelves, ¿por qué vas?
Pueden gustarte los dramas,
pero yo no quiero llorar.
En folios blancos, tu nombre
tu nombre escrito en mi piel,
en mi piel lágrimas rojas,
rojos los labios de ayer.
Si las princesas no sangran,
si en los cuentos no hay perdiz,
prefiero perder el sueño
soñando un final feliz.
De todas, sonríes y huyes
escapando en circular.
Disfrazados de mentiras
en tu cama, carnaval.
Twitter icon

Perdón por no saber (me tienes)

0 estrellas fugaces

Lo siento si no he sabido
volar sin caer al suelo.
Si no he sabido ser,
si me pueden estos celos.
Perdón si no sé esperar
si no me quedo, si huyo.
No soy el mejor de todos,
pero de todos, soy tuyo.
Nunca dudes si te quiero,
nunca olvides que me quieres.
De todos, todos, ninguno.
De todos, todos, me tienes.

Twitter icon

Derrumbarte.

0 estrellas fugaces

Soñar es el mejor modo
de mentirte sin mentir.
Hoy me miro en el espejo
y nada queda de mí.
Si sin ti, yo no soy nada
y no hay nada cuando estás
¿dónde quedan mis latidos
cuando estás pero te vas?
No sé si es el mejor modo
para decirte un adiós
pero no tiene sentido
amanecer sin un sol.
Si quisieras, aquí sigo,
sin que me veas llorar.
Primero soñaste conmigo,
ahora toca despertar.
Twitter icon

Tercetos encadenados a una cama en Barcelona

0 estrellas fugaces

Sueña sueños de sonrisas
despiértate con legañas,
róbame un beso, no hay prisa
duérmete entre mis pestañas.
Palabras que escapan del humo
que nuestra ventana empaña
como pido, como pudo,
como como tus mañanas,
porque todo lo que tuvo
no es tener, sin ti no hay nada,
que dos ya no es uno y uno,
como fue cuando no estabas.
Twitter icon

Escribir por escribir sin palabras que decir

1 estrellas fugaces

¿Y si sólo quedara un segundo,
un segundo de vida
un segundo, perdido?
Un segundo o una vida,
lo pasaría contigo.
Twitter icon

Gente que no sabe soñar

0 estrellas fugaces

Silencios que desgastan mecanismos de palabras
entre números que saltan boca a boca, por tus sábanas.
Doscientos pasos no faltan. Tus palabras me callan.
Te digo que no quiero. Tú no quieres, tú no hablas.
Lo siento si hablé demasiado. Lo siento si no dije nada.
Te odié como te quise. Te quise como te odiaba,
y no sé por qué lo hice, sólo sé que no soñaba.
Y no hablemos del presente, que el presente nunca acaba.
Twitter icon

Mirarte.

0 estrellas fugaces

Y de repente, tus ojos
perfilando mi ventana.
Dos a dos, sin tu cuerpo.
Dos a uno. Me ganas.
Sólo quiero que te quedes,
no te pido nada más
No te vayas, voy contigo,
si te marchas, si te vas.
Apartados firmamentos
entre lágrimas que van
flotando de un modo convexo
como peces en el mar.
Tu nombre tachado en la hoja,
tu nombre y el mío a la par.
Cuando sigues tu camino,
sin echar la vista atrás
sin saber que estás dejando
una vida que se va
cantando boleros cardados
entre eternos ojalás.
Twitter icon

Y si no lo entiendes, vuela. Y si lo entiendes, siente.

2 estrellas fugaces

Parábolas para volar,
para caídas, paralelos,
para leer, tus ojos
para tocar, tus dedos.
Del murmullo no hay silencio,
del silencio no hay protesta.
Mejor no hacer la pregunta
si no quieres la respuesta.
De cien, ciento cincuenta
mi consuelo está presente
Por ti, todo y más. Sueña.
Por ti, todo y más. Mientes.
Twitter icon

Lluvia seca a comienzos del final

2 estrellas fugaces

Cenicienta sin zapato para un baile de papel
que se escapa de los gritos por poder y no querer.
Si te pierdo, que se pierda, si te pierdo, perderé.
Si no quieres que te quiera, no lo intentes, te querré.
Quieres, puedes, debes, sientes. Respirar es lo de menos.
Con la C escribe tu nombre. Con la C se escribe cielo.
Si no queda nada, corre, que es mejor que ver llover.
Burbujitas que se rompen cuando te tocan la piel.
Twitter icon

Recuerdo de un recuerdo

2 estrellas fugaces

Primero el uno, primero
el principio de la historia
sin dos besos, sin recuerdos
que pintar en la memoria.
Luego vienen los momentos
las palabras nunca habladas.
Aquí empiezan los silencios
entre lágrimas y almohada.
Sonrisas, quizás, luego
sonrisas teñidas de pena.
Palabritas que dan vida,
que se pegan como arena.
Soñar un sueño perdido,
soñar, sin soñar sin nada.
Uno a uno los vencidos,
una y media, madrugada.
Después, silencio de nuevo
después de caricias perladas.
Después, dos es uno contigo.
Después, sin ti uno no es nada.
Twitter icon

Peter Pan nunca volverá

0 estrellas fugaces

Si tus ojos, escopetas
que disparan sin mirar
mis palabras, abejorros
que te siguen donde vas.
Yo no quiero que te enfades.
Tú te enfadas y te vas.
Twitter icon

Los ojos amarillos (y llorosos) de los cocodrilos

0 estrellas fugaces

Lagrimitas de lagarto
jaque mate en ajedrez
si te pido que me quieras
y tú no lo quieres hacer.
Pido y pudo ser, podría
si pudieses tú poder
podríamos coger la luna,
podríamos poder poder.
Lagrimitas de lagarto
que no mojan el papel.
Twitter icon

Canción del niño que quiso dormir a la Luna

0 estrellas fugaces

Decir sin decir palabras
que las luces duermen ya.
Vamos niño, duerme, calla.
Vamos príncipe a soñar.
Sueña con un mundo ahora,
hecho de seda y chalís.
Mi príncipe no duerme, llora
entre telas de París.
La luna la noche desgrana
y mi niño sigue aquí.
Mientras yo acuno tu nana
vamos príncipe a dormir.
Twitter icon

El 109

1 estrellas fugaces

Se secó los ojos y buscó en sus bolsillos un mechero que siempre parecía perder.
- No deberías preocuparte - dijo su amigo, sentado a su lado-. Quiero decir, preocuparse no es malo, pero no merece la pena. El amor es como un autobús, como el 109, ¿sabes?
- ¿Qué quieres decir con eso? - preguntó ella, mientras se encendía el cigarro y las volutas de humo se deshacían con la lluvia.
- Nos pasamos la vida sentados en la parada. Esperando. Y cuando decides encenderte un cigarro, el autobús llega. Siempre llega, siempre, aunque sea después de veinte minutos. Es sólo cuestión de esperar. Te cansas y te enciendes un cigarro y cuando más harta estás, cuando comienzas a pensar que deberías ir andando, aparece. Hay gente que se harta y termina por ir al Metro. Hay gente que lo pierde y tiene que esperar a que vuelva. Pero siempre llega. Es cuestión de saber esperar.
- Entonces debe quedarme poco - suspiró, tragándose el humo.
Él sonrió, bajando la mirada hasta la carretera, donde las gotas golpeaban, creando pequeños ríos que terminaban ahogados en la alcantarilla.
Y, cuando ella se llevó el cigarro a los labios por segunda vez, el letrero del 109 apareció tras la esquina.
Twitter icon

Cocodrilos que no saben besar

4 estrellas fugaces

Uno a uno dos minutos
y tu cuerpo pide más
zapatitos que no corren,
zapatitos que no van.
Bailarina que sin danza
se desliza en un compás
entre versos sin palabras
sumando por no restar.
Echo de menos tu pelo,
echo de menos pensar
que sin ti no quedan sueños
que sin ti no se soñar.
Te quise, o no, lo dudo
¿será cosa del ayer?
Da igual, fumo, suspiro
entre fichas de ajedrez.
Y me pierdo entre la almohada
sintiendo no poder sentir
sin nadie a quien mandar mensajes
a la hora de dormir.
Twitter icon

Podrías dejarte dejar

3 estrellas fugaces

Humo que no escapa, prende
de tus labios, de tu boca
Olor a vela, a niebla
cada vez que no me tocas.
Sonrisa sin risa, escapa
cárcel sin prisión en rejas
cada vez que no me miras
si te beso y no te dejas.
Twitter icon

Esperar a la hora de dormir

3 estrellas fugaces

Labios de arena, piel de desierto
mirada de ave y de sal
perdida en un trono vacío,
flotando entre olas del mar.
Te quise, te quiero y te niego
cositas que nunca diré.
Princesita de las dunas
princesita sin su rey.
Y si llueve, te evaporas
entre gotas de cristal.
Sólo sé que yo te quiero
y tú nunca me querrás.
Twitter icon

La urraca que no quiso ser

1 estrellas fugaces

Mirada de noche oscura
sonrisa de perro fiel
labios de dulce locura
luna llena por su piel.
Palabras que en su boca escribo
verso a verso, cada vez
que sus labios no suspiran
que sus ojos no me ven.
Nunca escribirá mi nombre
junto al suyo en un papel
Y sin embargo, te sueño
mientras tu sueñas con él.
Luciérnagas que no duermen
por querer y no poder.
Twitter icon

El pequeño Albert

0 estrellas fugaces

Pitillos a punto de nieve
de tus labios regresar,
tus huellas son sólo pisadas,
pisadas que el mar borrará.
Y el pequeño Albert duerme,
sueña sueños sin saber
que al soñar sueña recuerdos,
que al soñar vuelve a volver.
Twitter icon

Jane Spence

0 estrellas fugaces

Dos notas estranguladas
que anticipan el azar
entre versos que se escapan
ola a ola por el mar.
Doblones que doblan la noche
y un silencio acariciar
palabritas que se vienen
palabritas que se van.
Twitter icon

Malvas muertas

0 estrellas fugaces

Y si al tocarte, muero
y por tocarte, mato
y si te toco, mueres
¿para qué sirve tocarnos?
Twitter icon

Pajaritas de papel en un estómago vacío

0 estrellas fugaces

Sabes que si quisieras, podrías
pero no quieres y callas
como callo, como escribo,
construyendo esta muralla
en un silencio perdido
de sonrisas apagadas,
que si estás no tengo frío
y si vas no queda nada.
Podríamos, lo sabes, lo piensas
y todo se queda en aire
porque no me acerco y hablo
porque no lo sabe nadie.
Y si me dicen, te niego
y me niegas si es a ti
una astillita que cruje
al crecernos la nariz.
Quizás mañana, quizás,
quizás la excusa de un vaso
que besa el labio que bebe
que se convierte en fracaso.
Quizás mañana, quizás,
quizás nunca sea mejor
quizás hable y sea sí
quizás hable y sea no.
Twitter icon

Como si estuvieses aquí

2 estrellas fugaces

Palabritas que al agua le saben como arena
primero dices que sí
luego lloran magdalenas.
Capaz de soñar, de reír, y sigo
que uno es plural sin ti
y dos es uno contigo.
Cometas que vuelan al aire,
que vuelan sin que se culpe
promesas libres sin nadie
promesas que nadie las cumple.
Quisiera pedirte el aire, quisiera ser tu condena
quisiera tener a alguien
con quien compartir la pena.
Quisiera pedir, decir, contar con cada dedo
las sonrisas y las penas
las veces que tengo miedo.
Y me quedo con palabras, con promesas sin sentido
pidiendo morder el agua,
pidiéndote estar contigo.
Y sin saber quien es te, quien está, a quien espero
y sin saber donde estás
te diría que te quiero.
Twitter icon

Canción desesperada

0 estrellas fugaces

Echo de menos
cada mañana
un te quiero inesperado
sobre la almohada.
Echo de menos
en tu mirada
la sonrisa que acaricia
mi cara mojada.
Con suerte encontrarás a alguien
que se cuele en tu edredón
que te bese, que te quiera
de estación en estación
y si vienes o si vas no importa,
te espero...
diciéndole al silencio que
echo de menos
tus pasos descalzos
el perfume de la noche
la herida en tus labios.
Echo de menos
el olor a mermelada
la luna que se esconde
desnuda en tu cama.
Y si vienes o si vas no importa
te espero
diciéndole al silencio cada noche
que parece que se pierde la vida
entre pájaros suicidas
que vuelan bajo, contra el viento
que se escapan entre recuerdos
y quizás encuentres a alguien
a alguien, mi vida
y quizás no vivas para saber que
te mira...
Y si vienes, si te quedas, si te vas
yo aquí te espero
escribiendo entre palabras
tu nombre en el cielo.
Twitter icon

Viaje al centro de ti

0 estrellas fugaces

Un viaje está punto de empezar
un viaje con sabor caramelo
donde nada es nada, y a la par
todo es nada si queremos.
Un viaje sin coger el avión
un viaje a pie y despacito
dejando un rastro, no de pan
sino de trozos de lacasitos.
Cogeremos al gigante por los pies
viajaremos por rutas escondidas.
Un viaje con sabor a aventura
un viaje con olor a despedidas.
Twitter icon

Vía 6

0 estrellas fugaces

Despedidas sin dos besos en el andén del tren
un te quiero sin palabras, el aroma de café.
Tus ojos se alejan despacio, tus pasos no vuelven atrás
mis ojos te buscan en vano, las puertas se van a cerrar.
Recuerda mandarme un mensaje
cuando acabes de llegar.
Recuerda soñar conmigo,
recuérdate recordar.
Y los vagones se cruzan, y de pronto oscuridad
tu imagen se difumina en mi reflejo del cristal.
Te arrepientes de los besos que pudiste dar y no,
del te quiero que pensaste y nunca pusiste voz.
La música en mis oídos
sobre el sonido del tren
próxima parada Pitis,
y yo sólo quiero volver.
Twitter icon

Sobre una esquina erosionada con el paso de la gente

0 estrellas fugaces

Y al final no queda nada
solo polvo sobre arena
gotas en tu ventana
de un recuerdo que da pena
de un momento ya pasado
de un momento que no llega.
Y al siguiente que te encuentre
no prometo prometer
que ha venido y ha volado
sin tiempo para el querer,
como una estrella fugaz
sobre una estela de ayer.
¿Dónde quedan los momentos?
¿Dónde quedan las esquinas?
¿Dónde quedan los recuerdos?
¿Dónde quedan nuestras vidas?
Qué más da si ya voló
sin tiempo a las despedidas
lo que tuve se marchó
dejandome con las heridas.
Y prometimos por siempre
y siempre ya se ha acabado
nos quedamos con los mismos
nos quedamos sin mirarnos.
Si te veo, te veré
si no te veo no pienso
si saludas, sonreiré
y si no, culpa del tiempo.
Tú a los tuyos, yo a mis cosas
fingiendo en alta voz.
Un regalo nunca dado
y ganas de volver a ser dos
Twitter icon

Palabras a nadie

0 estrellas fugaces

Nadie es nadie si no hay nadie
y no hay nadie a quien llorar
cartas escritas sin nombre
que nunca nadie leerá.
Me siento, te escribo, te espero
imaginando poderte besar
necesito un segundo, encontrarte.
Tengo ganas de llorar.
Twitter icon

El erizo que volvió para irse

0 estrellas fugaces

D'artagnan cabalga libre
sobre campos de marfil.
Un erizo que se esconde,
ya es la hora de dormir.
Humo al humo en tu ventana
ojos cerrados al mar
verde y morado, ya es tarde
y pensarte me hace olvidar.
¿Vuelvo? ¿Voy? ¿Me quedo un tiempo?
Quién sabe que tocará
sentir no siento tu ritmo
sentir no siento volar.
Vine para quedarme y fui
pájaro de vuelo firme
y ahora vuelvo, vuelvo por ti
y ya tengo ganas de irme.
D'artagnan lucha valiente
bajo nubes de carbón
y tú quizas te despiertes
y veas que ya no estoy.
Twitter icon

Círculos sin unir y triángulos pagados

0 estrellas fugaces

Luces desenfocadas en un barrio de Madrid
dos personas de la mano
pocas cosas por decir.
Acaban de conocerse y llevan la vida juntos
caminan sin destino
suspensivos como puntos.
Puede que dure una minuto, como cajas de Pandora
no importa si pasan días
a cinco billetes la hora.
Ella viste ojos tristes y labios que dicen promesas
él lleva una novia en la espalda y una sonrisa traviesa.
Uno a uno pasos dan
caminando sin destino
cuando parece que paran
a besos desprevenidos.
Mañana ella volará sin recordar su mirada
él encontrará en su móvil llamadas enamoradas.
Se pierden en un portal
como una noche de bodas
que en vez de lunas de miel
sólo durará una hora.
Haz lo que quieras conmigo, pero no beses mi boca
que mi cuerpo sólo vive
cada vez que tú me tocas.
Haz lo que quieras conmigo, pero recuerda, mujer
que aunque te ame un segundo
nunca te querré querer.
Y se pierden entre piernas
enredados en la alcoba
pagando cada suspiro
mientras otra mujer llora.
Llora, pequeña, llora
pensando que va a volver
pensando que aún te quiere
aunque abrace a otra mujer.
Twitter icon

Dibujo

0 estrellas fugaces

Polvo de carbón tus ojos
resbalando por la hoja
como un otoño tardío
como humo,
como gotas.
Mis dedos resbalan en negro
tus labios sonríen y tiemblan
dedico mis ojos a verte
y mis manos a la tierra.
Poesía que en blanco escribe
negro que difuminas
entre dedos que marchitan,
en silencios que respiras.
Polvo de carbón tu cuerpo
deslizando tu mirada
como un verano que llega
tras un frío que no acaba
como brisa,
como arena
como dos mudos que hablan,
como estrellas que palpitan
como besos que te daba.
Twitter icon

Una fresa sabe a sangre

2 estrellas fugaces

Las palabras por el viento
y el viento le baila al agua
grabando en un tatuaje
tus palabras en mi espalda.
Que si quiero que quisieras
que si vienes o si vas
que un momento son dos días
hacia alante y hacia atrás.
Miles van, miles vienen
¿y de qué sirve soñar?
Pídeme un sueño y sueña,
sueña con saber volar.
Twitter icon

Bla.

2 estrellas fugaces

Bla. Bla. Bla,
y tus ojos me lo niegan
cuando no quieren parar
cuando no quieren que quieras.
Yo me quedo tú te vas
esperándote en la acera
pasan coches, tú no estás
pasan coches, tú no esperas.
Twitter icon

Te dije que no, y quería.

1 estrellas fugaces

Tu silencio se envenena
en un instante perdido.
Hasta un ciego vería
que debes quedarte conmigo.
Uno es uno, y uno es poco
y menos si menos dos
es a tres lo que es a cuatro
y cuatro el doble de dos.
Intento intentarlo, intento
intento entender por qué
prefieres llorar cien mares
pudiendo nadar por él.
Me queda un espejo roto
el recuerdo de un olor
un mensaje nunca escrito
y celo para el corazón.

Twitter icon

Llueve y es viernes (o fue)

0 estrellas fugaces

Existe una canción de recuerdos
que habla de aquella habitación
donde todo es uno, uno es poco
y no hay hueco para dos.
Huele a café y tu pelo
tiene otras cosas que hacer
me pierdo, me callo y respiro
ya no hay nada que perder.
Camino descalzo, cansado
cansado de vivir de pie
el aire me sabe a tu boca
y tu boca me habla de él.
Sonrío, bromeo, te miro
¿no ves lo que veo yo?
Somos un par de mosquitos
latiendo sin corazón,
porque el mío ya fue tuyo
y el tuyo es de cartón.
Twitter icon

¿Te atreves?

1 estrellas fugaces

- Podrías besarme. Besarme y luego... perderte.
- ¿Me encontrarías?
- Sólo a ratos.
- ¿Entonces que gano yo?
- Un beso.
- Un beso es poca cosa, yo quiero más.
- Pues te prometo un beso cada 15 de Enero. Así desde Febrero estaremos esperándolo, y cuando llegue el 14 no podremos apenas dormir.
- ¿Y si no me gusta?
- Eso es lo mejor. Porque, hasta el siguiente 15 de Enero, tendrás tiempo de olvidarlo. Twitter icon

Fiasco

0 estrellas fugaces

¿Te fuiste? ¿Llegaste?
¿Te quedas aquí?
Diría que no me importa
pero sería mentir.
Que mi cama siempre enfría
a la hora de dormir.
Twitter icon

Con el rico y el poderoso

0 estrellas fugaces

Dulce río que agitó la vela, cuando mece luna al viento
que si vienes o quisieras todo sería mejor
cuando quiero que te quedes, vuelas al aire ausente
levitando entre los cielos como agujas de un reloj.
Aire, que escapa entre nubes
alas de ángel, palabra de Dios.
Silencio, que se filtra en paredes
de una torre que se muere
de una muerte sin amor.
¿Quién tuvo la culpa? Ni tú ni yo, ninguno
culpa quizás al reloj
cuando te quise, no estabas
y si me quieres, no estoy.
Frío, como los ojos de Eva,
como el champán congelado
como tu último adiós.
Que si quieres volar, vuela
pero si vuelas, me voy.
Twitter icon

Turandot

0 estrellas fugaces

Deseo desearte, deseo.
Desearte deseo y pienso
que no hay nada más deseado.
que el deseo que deseo.
Deseo besarte los labios
perdiéndome entre pizcas de sal
escuchando su llanto roto
de olas comiendo el mar.
Deseo, y desearte es
un deseo deseable,
y sin embargo me quedo
deseando desearte.
Te deseo y tú me vuelas,
pero no quiero bailar
con máscaras de Venecia
pintadas de carnaval.
Deseo desearte, deseo.
Pero no puedo, y no puedo
robarte versos perdidos
entre besos sin te quieros.
Deseo desearte, deseo
pero lo mío no es amor,
frío como una mañana
en tu cama, Turandot.
Twitter icon

Música y lluvia.

0 estrellas fugaces

Tres cigarros, dos de ellos
que se escapan como nieve
fibrilando tu universo
entre charcos cuando llueve.
Música, perros que ladran
en la quieta oscuridad
dónde mis dedos se pierden
como gotas de champán.
Twitter icon

Bibliografía de un recuerdo

2 estrellas fugaces

Pies fríos bajo la almohada
casi siempre que despiertas
buscas, no encuentras nada
buscas, detrás de las puertas
de un palacio de cristal
entre cóncavo y convexo
de tu recuerdo espiral
de invierno y primer beso.
Despiertas y no hay nadie allí,
como si hubiesen volado
entre gotas derramadas
bajo un colchón escarchado.
¿Dónde estás que no te veo?
¿Dónde marchó tu querer?
Palabritas que recuerdas
de un invierno y de su piel.
Nieva bajo tu ventana
llueve con aguas de ayer,
sin embargo, todo es nada
desde que se marchó el placer
de abanicos y paraguas
ratones que no saben roer,
de un invierno en el verano
que nunca parece volver.
Twitter icon

Aire, sólo aire.

1 estrellas fugaces

- Te echo de menos.
Dijo, mientras se miraba en el espejo. Sus rizos incontrolables se desbordaban por su frente, y ella intentaba calmarlos entre sus dedos. Últimamente no sólo sus rizos estaban desbordados, sino que cada una de las cosas de su vida habían saltado como un payaso en una caja de música. Sus peores miedos la acechaban entre las sombras, peor que mil leones con ganas de cazar, por lo intangible, por lo etéreo, por la imposibilidad de guardarlos en una jaula y no dejarles escapar nunca más.
Cerró su libro de cuentos y, buscando su zapato izquierdo debajo de la cama, se vistió para matar.
- ¿Volverás?
- Siempre vuelvo. Aunque muera, volveré. No se por qué, y últimamente me había prometido no hacerlo. Pero veo el lunar de tu espalda, y todo pierde consistencia.
Él se acarició su lunar a tientas, un simple punto en un mar de caricias, y sonrió con los ojos.
- Te quiero. Y tú, ¿tú me quieres?
- Claro que no te quiero. Nunca te querría.
Él se sentó en la cama, dejando que las sábanas se derritiesen por su cuerpo hasta las piernas, asomando un tatuaje bajo el ombligo.
- ¿Por qué mientes? Me quieres, por supuesto que me quieres. Sin mi no serías nada, sólo aire.
Ella sonrió mientras se pintaba los labios con un pincel quemado.
- Tú eres aire. Tú no existes. Tú sólo vienes en mis peores sueños. Tú eres mi imaginación, tú eres mis dedos en silencio. Tú eres agua que no moja, tú eres llanto sin lágrimas. No puedes poseerme, no puedes tenerme. Tú no eres nadie. Tú eres yo.
Y se fue, cerrando la puerta de tal manera que las paredes temblaron. Tras ella, él se desvaneció, como humo entre los labios.
Pero a la noche volvería. Volvería con cada luna cuando no tenga nada más que una botella de tequila para darle calor, y un par de suspiros para dormir.
Aire, sólo aire, porque era lo único que le quedaba para no perder la cordura. Twitter icon