Intentando hacer poesía del miedo que me dan los finales desteñidos.

0 estrellas fugaces

Lo viví mientras duró
y nada dura para siempre.
Somos dos desconocidos
pero no tan diferentes.
Mi corazón, reloj sin manillas
contando segundos sin ti.
Último último y sin prisas
por si vuelves a venir.
No miento, tiemblo
no tiemblo, temo
no temo, sueño
no sueño, espero.
Querernos fue lo difícil
lo demás nos va rodado,
no me importa si te alejas,
no te enfades si me enfado.
Por favor, no quiero esto
dos renglones, mil pestañas
empapadas de palabras
que se mueren si las callas.
Somos grandes, somos fuertes
podríamos ser felices
sólo quiero que me quieras
no me importan las perdices.
Si es el fin, no habrá fundidos
sólo pena al recordar
que ya estaba advertido
fácil de querer,
más fácil de olvidar.
Twitter icon

Cuatro ya es demasiado

0 estrellas fugaces

Por ti muero, me ahogo
por ti vivo y espero.
A ti te debo la vida.
A ti sólo, te quiero.
Twitter icon

Wendy devora corazones congelados

0 estrellas fugaces

Se intentó y no pudo ser
luchamos lo no luchado,
al menos sé que tal vez
nunca estuve equivocado.
Intentamos vivir
un sueño junto a mi almohada
sólo puedo decir
que no me arrepiento de nada.
Un sentimiento así
no muere entre palabras
pero, si es mejor así
me callaré si te callas.
Lo siento, por ti por mí.
Lo siento si tuve la culpa.
Nunca me decidí,
lo intentaré si me escuchas.
Y si no existe el hoy
y si no existe el mañana
sólo puedo decir
que no me arrepiento de nada.
Y no me arrepiento, no
de seguirte sintiendo
héroes o duendes
sólo nos quedan silencios.
Escribir sobre el fin
esperando un principio
que tú regreses a mí,
que vuelvas siempre a tu sitio.
Si aún me ves, si aún
tienes ganas de soñarme
sabes que estoy aquí,
sólo tienes que llamarme.
Yo te quisiera aquí...
como hacía unos días
y si no estás, en mí,
estaré donde me pidas.
Lo siento si nunca aprendí
a poner pies sobre el suelo
me odio si te perdí,
te espararé y te espero.
No hay nada que decir
sólo esperar un te quiero.
No queda nada aquí...
yo te echaré de menos.
Twitter icon

Filmografía de una mentira

0 estrellas fugaces

Sus manos y mis manos se hicieron una, y por un momento, sentí como sus latidos se hacían míos en una especie de ecuación incompleta que respiraba al universo. Un beso, sólo un beso, habría valido para hacerme perder el sentido. Pero ese beso nunca fue dado.
- Tengo que irme - como siempre, despedidas anticipadas.
Me perdí un momento el horizonte. Si pudiese huir, ¿dónde iría? De pequeño habría pensado en China. Hay tanta gente que jugar al escondite duraría una vida. Quizás un hueco en una jungla colombiana. No, allí no hay espacio para los sueños.
Pero crecimos, pero se rompio. Todo muere, hasta el Rock & Roll. ¿Quién soy yo para impedir a un sentimiento ir al cementerio? Un cementerio de elefantes, algo tan grande no puede meterse en cualquier caja.
- ¿Estás bien? - sus palabras me despertaron de mi mundo. ¿Estaba bien? Ni siquiera yo lo sabía. Asentí torpemente con la cabeza, sin saber si eso podría considerarse una mentira.
- En serio. Me voy. Voy a perder el autobús.
Intenté pararlo. Un te quiero. Porque te quiero, o te quería. No te vayas. Quédate. Juntos hacemos que el mundo sea un poco menos oscuro. Juntos no tengo miedo. No quiero perderte. Sería estúpido, como una cama sin colchón, una pecera sin peces o un reloj sin minutero. Juntos somos todo, mucho más que dos. Eso es economía ¿verdad? El todo es más que la suma de las partes.
Un paso, otro. El humo se eleva, se condensa y desaparece. Pero yo no quería que fueses humo. Mis pies clavados en la acera, mi boca no era capaz de decirte nada. ¿Qué hago? Quiero morir. No me merezco ésto. No nos lo merecemos. ¿Por qué te vas?
Entonces, te giras. Y mi mundo se gira contigo.
- Me he dejado algo - y te acercas, intentando que no note que tus ojos se empañan como lluvia de Marzo. Te miro y miro a través de ti. Y tus labios con los míos, y todo muere y nace, y mi pecho se pierde contra el tuyo. Y tú. Y yo. Y nosotros.
- Vas a perder el autobús - digo. Y quiero que lo pierdas. Quiero que me digas que no te importa, que tu autobús está aquí, conmigo. Pero no me atrevo a decirlo, y no me atrevo a mirarte.
- Vendrán otros autobuses. Y no todos tienen que alejarme. Otros me traerán de vuelta contigo.
- Te quiero. En serio. Mucho. No sabes cuánto - y mis ojos se rompen, dejando una lágrima perderse por el desfiladero de mi mejilla.
Y la cámara se aleja. Y una voz retumba por todo el decorado.
- Corten. Buena toma. Hemos acabado. ¡Gracias! - dice él, titiritero, desde su silla reclinable desde la que controla todos nuestros parpadeos.
Y tú me sonríes. Y te sonrío. Y te alejas, pero esta vez sin guiones que te traigan de vuelta.
Y yo me quedo ahí, sentado. Con un beso fingido aún palpitando en mis labios. Viéndote desaparecer tras el decorado. Tu vida, tu familia. Y yo amor sobre papel, en pantallas de todo el mundo, pero nunca en tus ojos, por mucho que el guión te obligue a morir por mí.
Y yo allí, sin atreverme a sentir. Pensando que, en realidad, no tienes ni idea de cuánto te quiero. Twitter icon

José de Sousa

0 estrellas fugaces

Matar sin muerte, matado
el Maestro de palabras
que una parca se lo marca
entre lágrimas de mar.
Portugal llora tu nombre
elefante soñador
que quien sueña tus soñares
suéñame un mundo mejor.
Que si Dios tan criticado
te requiere de su lado
es quizás que necesite
de unos cuentos contador
al Maestro sin maestro,
cuchillo que no hace sangre,
y dejándonos sin padre
la noche se cruza en albor.
El poeta nunca muere
sólo sangra con palabras
ni la muerte se lo calla
de tus labios afición,
así en polvo los humanos
los judíos, los cristianos
menos aquel Saramago
que aunque lo llame Dios
no se marcha sin dejarnos
mil palabras sin adiós.
Twitter icon

Santas en gracia y gracias a ti

0 estrellas fugaces

Este verano, promete
promete promesas, escribo.
Este verano, promete.
Este verano, contigo.
Días que no derriten
el calor de tus persianas.
Este verano, promete
promesas de amor congeladas.
Este verano, contigo
mi cara y tu cara, tu rostro.
Este verano, promete
este verano es Agosto.
Twitter icon

Rápido y sin ti

0 estrellas fugaces

Suicídame en tus labios
bebe de mi boca
mis piernas tiemblan solas
cada vez que tu me tocas.
Luces de noche, espuma
persiguiendo la ciudad.
No te enfades, respira.
Sólo hablo de libertad.
Hecho de palabras vivo
viviendo sin tenerte en mí.
Si mi nombre es nadie, sabes
que nadie te quiere así.
Twitter icon

Atlas de ti (I)

0 estrellas fugaces

Quizás no debiera pensar, y pienso
cómo debería de ser
perderme una noche en tu cuerpo
y amanecer en tu piel
como un paracaídas roto
caída libre a tu corazón
sintiéndome perder el sentido
vértigo, suspiro y voz.
Calor sin llama, llamada perdida
reclamando tu atención
es verano y tengo frío,
champán y vino para dos.
Quisiera tenerte, quisiera
perderme y encontrarte aquí
lagrimitas en los ojos
muchas ganas de reír.
Es difícil ver llover
a la vez que sale el sol
siendo cal para tu arena,
tú, mi frío y mi calor.
La distancia no es distancia
ni mil gotas hacen mar
sintiendo dormir contigo
y contigo despertar.
Si amanece, poco a poco
es que nunca va a perder
la paciencia, como un loco
la paciencia y el querer.
Quiéreme, digo, pido
y me quieres algo más
yo me quedo si sonríes
y te lloro si te vas.
Y no es poco, verso a verso
aunque poco es para mí
sintiendo perder mi vida
por hacerte sonreír.
Y ni gitanas, sirenas,
con sus labios de cristal
apartarán tu risa
de Madrid en tu mitad.
Mis pies a los tuyos, agua
y si quieres despertar
despierta y tenme contigo
yo no pido nada más.
Pulmón de tinta respira
kilómetros de papel
no servirían las letras
para olvidarte después.
Quédate, y si quedas vuela
pierde sin perderte en mí.
Esta espera son dos días
si me quieres y yo a ti.
Mil años, lunas, suspiros
podrán pasar, y da igual
reflejarme en tu mirada
y no queda nada más.
Y si silva, nada importa
y si tres o dos, da igual.
Un enano sin un circo
que te quiere sin parar.
Demasiadas las palabras,
demasiado el corazón.
Demasiado el sentimiento
para una almohada de dos.
Tu pecho, mi aire, sonrío
ya ha dejado de doler
tengo miedo del olvido,
del olvido del querer.
Ven, no importa, espera
quiéreme, no pido más.
Te quiero como te quise
y lo sabes, mucho más.
Twitter icon

Si me quieres (o si no)

0 estrellas fugaces

Si me quieres, dime
que me quieres sin dudar,
que no hay sombra que nos cubra
sólo sábanas y mar.
Si me quieres, escucha
lo que tengo que decir
que no hay sueño sin tus sueños
que eres aire para mí.
Si me quieres, promete
que no hay nadie más que yo
que mis labios te calientan
desde Texas a Japón.
Si me quieres, sabe
que no hay nada más que hablar,
discutir que yo te quiero,
y que tú me quieres más.
Si me quieres, jura
por lo que sepas jurar,
que cuando cumpla otro año
mi deseo cumplirás,
que desee lo que desee
todo se puede cumplir,
y soplaremos mis velas
una noche en mi Madriz.
Twitter icon

Llagas en mi boca de reír por no llorar

0 estrellas fugaces

Como agua que no moja
sino pinta mi cristal
de palabras que diría
si me atreviese a hablar
no te acercas, yo te muerdo
y mis dientes como sal
se derriten, no se clavan
y se secan al llorar.
Gotitas que saben a celo,
drogándome con tu piel
pero son sólo recuerdos,
lagrimitas en papel.
Dignidad falsa, fingida
diciendo que no quiero más
y muriéndome por dentro
por que me vuelvas a hablar.
Twitter icon

Carnaval de noche en tu piel

0 estrellas fugaces

Había una vez un principio
y también hubo un final,
gotitas que se resbalan
entre pinceles de sal.
Un beso helado, presente.
Un beso ardiendo, atrás.
Y mientras mi corazón grita
cada vez que tú te vas.
Y si vuelves, no hay mañana
y si vuelves, ¿por qué vas?
Pueden gustarte los dramas,
pero yo no quiero llorar.
En folios blancos, tu nombre
tu nombre escrito en mi piel,
en mi piel lágrimas rojas,
rojos los labios de ayer.
Si las princesas no sangran,
si en los cuentos no hay perdiz,
prefiero perder el sueño
soñando un final feliz.
De todas, sonríes y huyes
escapando en circular.
Disfrazados de mentiras
en tu cama, carnaval.
Twitter icon

Perdón por no saber (me tienes)

0 estrellas fugaces

Lo siento si no he sabido
volar sin caer al suelo.
Si no he sabido ser,
si me pueden estos celos.
Perdón si no sé esperar
si no me quedo, si huyo.
No soy el mejor de todos,
pero de todos, soy tuyo.
Nunca dudes si te quiero,
nunca olvides que me quieres.
De todos, todos, ninguno.
De todos, todos, me tienes.

Twitter icon

Derrumbarte.

0 estrellas fugaces

Soñar es el mejor modo
de mentirte sin mentir.
Hoy me miro en el espejo
y nada queda de mí.
Si sin ti, yo no soy nada
y no hay nada cuando estás
¿dónde quedan mis latidos
cuando estás pero te vas?
No sé si es el mejor modo
para decirte un adiós
pero no tiene sentido
amanecer sin un sol.
Si quisieras, aquí sigo,
sin que me veas llorar.
Primero soñaste conmigo,
ahora toca despertar.
Twitter icon

Tercetos encadenados a una cama en Barcelona

0 estrellas fugaces

Sueña sueños de sonrisas
despiértate con legañas,
róbame un beso, no hay prisa
duérmete entre mis pestañas.
Palabras que escapan del humo
que nuestra ventana empaña
como pido, como pudo,
como como tus mañanas,
porque todo lo que tuvo
no es tener, sin ti no hay nada,
que dos ya no es uno y uno,
como fue cuando no estabas.
Twitter icon

Escribir por escribir sin palabras que decir

1 estrellas fugaces

¿Y si sólo quedara un segundo,
un segundo de vida
un segundo, perdido?
Un segundo o una vida,
lo pasaría contigo.
Twitter icon

Gente que no sabe soñar

0 estrellas fugaces

Silencios que desgastan mecanismos de palabras
entre números que saltan boca a boca, por tus sábanas.
Doscientos pasos no faltan. Tus palabras me callan.
Te digo que no quiero. Tú no quieres, tú no hablas.
Lo siento si hablé demasiado. Lo siento si no dije nada.
Te odié como te quise. Te quise como te odiaba,
y no sé por qué lo hice, sólo sé que no soñaba.
Y no hablemos del presente, que el presente nunca acaba.
Twitter icon

Mirarte.

0 estrellas fugaces

Y de repente, tus ojos
perfilando mi ventana.
Dos a dos, sin tu cuerpo.
Dos a uno. Me ganas.
Sólo quiero que te quedes,
no te pido nada más
No te vayas, voy contigo,
si te marchas, si te vas.
Apartados firmamentos
entre lágrimas que van
flotando de un modo convexo
como peces en el mar.
Tu nombre tachado en la hoja,
tu nombre y el mío a la par.
Cuando sigues tu camino,
sin echar la vista atrás
sin saber que estás dejando
una vida que se va
cantando boleros cardados
entre eternos ojalás.
Twitter icon

Y si no lo entiendes, vuela. Y si lo entiendes, siente.

2 estrellas fugaces

Parábolas para volar,
para caídas, paralelos,
para leer, tus ojos
para tocar, tus dedos.
Del murmullo no hay silencio,
del silencio no hay protesta.
Mejor no hacer la pregunta
si no quieres la respuesta.
De cien, ciento cincuenta
mi consuelo está presente
Por ti, todo y más. Sueña.
Por ti, todo y más. Mientes.
Twitter icon

Lluvia seca a comienzos del final

2 estrellas fugaces

Cenicienta sin zapato para un baile de papel
que se escapa de los gritos por poder y no querer.
Si te pierdo, que se pierda, si te pierdo, perderé.
Si no quieres que te quiera, no lo intentes, te querré.
Quieres, puedes, debes, sientes. Respirar es lo de menos.
Con la C escribe tu nombre. Con la C se escribe cielo.
Si no queda nada, corre, que es mejor que ver llover.
Burbujitas que se rompen cuando te tocan la piel.
Twitter icon

Recuerdo de un recuerdo

2 estrellas fugaces

Primero el uno, primero
el principio de la historia
sin dos besos, sin recuerdos
que pintar en la memoria.
Luego vienen los momentos
las palabras nunca habladas.
Aquí empiezan los silencios
entre lágrimas y almohada.
Sonrisas, quizás, luego
sonrisas teñidas de pena.
Palabritas que dan vida,
que se pegan como arena.
Soñar un sueño perdido,
soñar, sin soñar sin nada.
Uno a uno los vencidos,
una y media, madrugada.
Después, silencio de nuevo
después de caricias perladas.
Después, dos es uno contigo.
Después, sin ti uno no es nada.
Twitter icon