S.O.S. punto y coma


Gatos de madrugada en una terraza
paseando en la noche de Barcelona,
todo se nubla,
no espera el momento
y cada segundo se vuelve convexo.
Igual que en ese instante
que el tiempo dejó de existir
sopla el viento,
acaba el cuento
y cada segundo se vuelve convexo.
Aún espero al momento
que te giras y me digas perdón.
Que en la noche todos los gatos son pardos,
que en la noche no hay sitio para dos.
Pájaros en el cielo encapotado
en la quinta fase lunar
todo cambia
en un segundo
aguas vienen y aguas van.
Aún espero al momento
que te giras y me digas perdón.
Que en la noche todos los gatos son pardos,
que en la noche no hay sitio para dos.
¿Quién estuvo a tu lado el día que no querías?
¿Quién se quedó contigo, cuando nadie más había?
¿Quién ha estado, es y estuvo cada segundo en tu vida?
¿Quién recibe en esta noche cada una de tus balas perdidas?
Aún espero al momento
que te giras y me digas perdón.
Que en la noche todos los gatos son pardos,
que en la noche no hay sitio para dos.
Necesito descoser la capa de invisibilidad
que se grapó en mi piel
y no se quiere separar.
Necesito que te enteres
que ya no puedo poder más...
Aún espero al momento
que te giras y me digas perdón.
Que ya no quedan papeleras
ni vallas a las que saltar.

Twitter icon

2 estrellas fugaces:

m-love. dijo...

hola a todos,
ajjajaa, te juro !
me encanta mucho tu blog.

Saru dijo...

Perdón.

Publicar un comentario