Recuerdos que preferiría olvidar si no quiero salir dañado


Cada vez que no estás, te miro,
te busco a tu lado, en mí,
tu olor en vaqueros viejos
antes de irme a dormir.
Hace un tiempo que no estás, te sueño
pero sin ti yo no sé soñar
un monstruo se mete en mi cama
y me dice que no volverás.
Cuatro veces te he olvidado y otras tantas para mí
no fuiste más que paloma al aire, escapando de un mundo gris
sin palabras, sin colores, sin te quieros que decir.
Cuatro veces te olvidé, y ahora
no eres nada para mí.
Entre tejados se escapa el humo
del último cigarro a tu lado
las palabras que se inundan
entre cartas de papel mojado.
Aún espero a volver al día
antes de verte alejarte.
A veces, aún respiro.
A veces, me olvido olvidarte.
Y si te encuentro, creo
que no reconoceré
ese brillo de unos ojos
que una noche tanto amé.
El monstruo que duerme en mi almohada
se ha hecho fijo en mi vida
a él le digo que te odio
y te quiero todavía.
Twitter icon

1 estrellas fugaces:

maati-esquivel dijo...

uuuuuuuuuuuna estrella fugaz ! :)
me gustó tu entrada, un beso che.

Publicar un comentario